magnify
formats

Una vida formándose. Reorientar tu carrera profesional después de los 25.

Publicado en 2 octubre, 2016
Compartir

Existen muchos casos en los que reorientar la carrera profesional se convierte en la única opción para seguir adelante. En la mayoría de las personas, la decisión de la profesión viene de manera impuesta. Aunque cada vez esto es menos frecuente, existen muchas personas talentosas que se ven socialmente empujadas hacia caminos profesionales con los cuales no se sienten realizados. Pasa el tiempo y es cada vez más difícil dar el cambio.

Es natural que los mayores de 25 años se sientan preocupados por la dificultad de reorientar la carrera profesional a dicha edad, por lo tanto, prefieren abandonar sus sueños de reorientar la profesión y en cambio, continúan empujados por la inercia del día día. A continuación, evaluaremos cuatro casos diferentes, con motivaciones variadas, y que pueden dar una idea de cómo la educación online puede convertirse en la herramienta perfecta para reorientar la vida profesional de los mayores de 25.

La vida que quieres tú: Cuatro casos de mayores de 25

Caso 1: Carreras con pocas salidas laborales

Probablemente, el caso más común por el que los mayores de 25 años deciden cambiar de carrera profesional o reorientar el camino profesional, está relacionado con las pocas salidas laborales que encuentran. Imaginemos el caso de un profesional de la comunicación, que durante algunos años no consiguió ningún trabajo o trabajos poco encaminados a sus objetivos personales de realización profesional; para aquellas personas, la reorientación de la carrera, puede convertirse en una solución para obtener un trabajo mejor remunerado o en un sector más afín a su personalidad. Si por ejemplo, hablamos de un comunicador que empezó a trabajar en el ambiente periodístico pero que con el tiempo noto que la salida es laborales serán mejores o más atractivas en la comunicación corporativa, estudiar un curso para mayores de 25 enfocado hacia el trabajo corporativo o de Branding, podría ser una excelente solución de crecimiento. Las carreras universitarias para mayores de 25 son por tanto, una vía alternativa que puede ayudar a los profesionales a dar un giro de 180° a su historia laboral.

Algunos profesionales graduados durante la primera etapa de la crisis en nuestro país, se encontraron con muchas dificultades para poder desarrollarse después de obtener el certificado universitario. Para ellos, que tuvieron que buscar un trabajo en sectores distintos, las carreras para mayores de 25 pueden ser la consolidación del nuevo camino que siguieron, ya sea por la coyuntura con la que se encontraron tras la graduación o por otros motivos pero que, con los años, se convirtió en su verdadera profesión en la práctica. A pesar de no tener una titulación en dicho nuevo sector, pudieron desarrollarse pero ahora no tienen las herramientas para crecer y ven en la formación para mayores de 25, una excelente solución.

Caso 2: Dificultad para encontrar trabajo en mayores de 25

Un segundo caso, también bastante común en profesionales mayores de 25, es el de aquellos que a pesar de tener un camino potencialmente de éxito en su sector, no encuentran trabajos mejores. Para ellos, estudiar una nueva carrera o reconducir su carrera profesional hacia algo más específico y especializado, puede ser el medio faltante para concretar su perfil y por tanto, obtener una mejora salarial o una promoción dentro de la empresa en la que ya son conocidos.

La competencia en el mercado de trabajo actualmente es muy fuerte, especialmente para las personas mayores de 25 que deben hacer frente a los nuevos trabajadores de generaciones que vienen con perfil es muy avanzados. Invertir en formación después de los 25 años, puede ayudarlos a aumentar la competitividad, obtener un plus en alguna especialidad y abrir puertas a trabajos de mayor rango.

También puede tratarse de un medio excelente de abrirse camino en otros países, en especial cuando se sabe de otros mercados de trabajo más dinámicos donde es posible crecer y tener experiencias profesionales enriquecedoras y más rentables a nivel económico. Podríamos pensar en el caso de un economista mayor de 25 años que desea ampliar su abanico de posibilidades de trabajo estudiando una especialidad en finanzas de cara al mercado americano; en dicho caso, los estudios de posgrado podrían ser la llave para dar el paso hacia dicho ámbito de trabajo.

Caso 3: Poco interés por el trabajo actual

Cuando el trabajo empieza a convertirse en algo monótono, es natural que los profesionales dejen de sentirse motivados y deseen dar un cambio en su carrera profesional. Sin embargo, las múltiples obligaciones que conlleva tener más de 25 años, impiden a las personas volver a las aulas. Para ellos, la educación online de mayores de 25 años, podría ser la alternativa perfecta, ya que ofrece una gran flexibilidad y grandes facilidades de ingreso. Dentro de este caso, podríamos hablar también de aquellas personas que eligieron demasiado pronto la profesión y que lamentablemente, no fue hasta después de los 25 años que supieron cuál era su verdadera vocación. Normalmente estas personas tienen poco interés sincero por sus actividades profesionales diarias Y puede ser que, llegados a cierto momento de sus vidas, deseen reiniciar todo y dedicarse a aquello que realmente les gusta; pero hacerlo, significaría dejar todo lo que ya han conseguido y por este motivo no lo hacen. Sin embargo, la universidad online ofrece buena calidad en la educación, con horarios flexibles y educación a distancia, lo que permite que los profesionales no deban dejar sus trabajos actuales para poder redirigir su carrera profesional hacia otro sector completamente diferente.

Caso 4: Deseo de un cambio radical en la profesión

Algo bastante parecido es el caso cuatro. Algunos profesionales pueden llegar a un punto en su camino, en el cual es sienten que han tocado techo y ya no pueden aprender nada nuevo en el sector en el que están actualmente. Llega si el momento de dar un cambio radical en la profesión.

Consejos para cambiar de camino profesional para mayores de 25

Tomar la decisión de cambiar de profesión no es tan fácil y por este motivo te damos los siguientes consejos.

En primer lugar, conviene reconocer cuáles son las excusas que te estás poniendo para no dar el cambio que tanto deseas: soy demasiado mayor, no estaré a la altura, fracasaré, etc. Lo mejor es averiguar qué es lo que asusta y luego enfrentarlo.

También es importante entender que las elecciones y preferencias profesionales, pueden cambiar. Ello no quiere decir que algo vaya mal contigo, simplemente han cambiado tus prioridades.

Además, conviene ser consciente de las aptitudes y habilidades actuales y entender que es con el tiempo que uno puede llegar a conocer lo que nos motiva o no a nivel profesional. Profundizar en el autoconocimimento e investigar el ámbito que nos atrae, será una buena manera de entender si es eso lo que realmente queremos. Una vez se tenga toda esta información más clara, te sentirás más seguro de ir adelante con ello.

Recuerda que nunca es tarde para aprender y que formarse es siempre una excelente decisión. Pase lo que pase después, habrás hecho algo positivo por ti y tu futuro.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10