magnify
formats

Quitarse kilos semanalmente ayuda a la pérdida de peso

Publicado en 14 septiembre, 2017
Compartir

Estudios recientes afirman que para obtener una pérdida de peso a largo plazo, es más recomendable quitarse kilos de forma progresiva pero constante semana a semana, en vez de hacer una bajada de peso importante en un solo momento. Cuando se trata de perder peso, la pérdida no tienen porque tener que ser lenta pero si es absolutamente necesario que sea constante. Esto es lo que se desprende de una nueva investigación realizada por la Universidad de Drexel en Filadelfia, Estados Unidos.

Estudios sobre la pérdida de peso

La hipótesis de este estudio es que para adelgazar a largo plazo, es decir, para obtener resultados reales y estables a lo largo del tiempo, no es tan necesario que el proceso sea lento, sino constante y progresivo. Para poder confirmar la hipótesis, las personas encargadas de realizar el estudio contactará una un total de 183 participantes, cuyos pesos fluctuar aún más durante las primeras semanas de un programa de pérdida de peso conductual y tuvieron, al final, peores resultados de pérdida de peso en los años sucesivos en comparación con quienes perdieron un número consistente de kilo semana a semana. Esto quiere decir que si la pérdida es progresiva, la posibilidad de mantener los resultados finales es mayor. Esto se explica así. Al desarrollar comportamientos estables y repetibles relacionados con la alimentación y la pérdida de peso, dentro de un programa mayor de control de peso en el que nos confiamos, logramos que el control de peso se mantenga a largo plazo.

En esto influye muchísimo la psicología. De hecho, los psicólogos estuvieron muy interesados en revisar porque algunas personas tienen menos éxito en los programas de pérdida de peso y por qué no es posible predecir de qué forma se pueden mejorar los resultados del tratamiento de cara al futuro, una vez que han perdido los kilos que debían de perder. Para poder hacerlo, los psicólogos hablaron con personas que tenía sobrepeso u obesidad y que estaba formando parte de un programa de pérdida de peso durante todo un año.

El programa de pérdida de peso utilizaba reemplazos de comida y metas conductuales como el autocontrol, el monitoreo de calorías y el aumento de la actividad física. Todas estas personas asistieron a grupos de tratamiento cada semana y después de que finalizaron dicho proceso, volvieron para ser pesados por última vez. Además, hablaron sobre la ingesta emocional, los atracones de comida, los antojos, como estaban regulando la ingesta de alimentos y la confianza en su alimentación, etcétera.

De todo este análisis, los investigadores descubrieron que sí existe una mayor variabilidad de peso durante las primeras semanas de tratamiento existirá también un menor control de peso a largo plazo en los primeros años después de haber perdido los kilos. Esto quiere decir que, quien pierde peso poco a poco, con menos ansia y de forma más estable, consigue más fácilmente mantener su peso bajo en los próximos años.

Algunas personas suelen bajar peso y subir de una semana otra, cuando sucede esto, a la larga los resultados son peores. Por lo tanto, es mucho más recomendable perder poco peso pero de forma constante cada semana, que perder muchos kilos en la primera semana y ganar unos pocos en la semana siguiente.

El objetivo de este estudio es el de poder replicar estos resultados en los procesos de pérdida de peso de las personas obesas. La idea es que si se puede llegar a medir la variabilidad del peso, estos resultados pueden ser una forma de identificar aquellas personas que no tendrán tantas probabilidades de lograr una perdida de peso significativa y que pueda ser sostenible en el tiempo.

El enfoque de los programas de pérdida de peso puede cambiar gracias a estas conclusiones coma decidiendo que quizás para algunas personas los planes de pérdida de peso se deben enfocar a la constancia. También desde el lado de la psicología, las personas que informaron tener problemas de ingesta emocional, o preocupación por los alimentos al inicio del estudio, mostraron mayor variabilidad de peso y menos pérdida de peso en general. Esto quiere decir que quizás la relación hacia los alimentos, es más importante para predecir el éxito en la pérdida y el mantenimiento del peso al menos a largo plazo.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10