magnify
formats

¿Qué es el Design Thinking?

Publicado en 6 agosto, 2017
Compartir

Durante el proceso de diseño, es necesario aplicar algunas estrategias creativas que pueda mejorar el método y esto es el de San Quintín, una forma de considerar todos los posibles problemas que se pueden presentar durante el diseño de un producto, servicio o elemento para los cuales se puede dar una respuesta de diseño. En los negocios, el Design Thinking intenta encontrar métodos específicos que puedan responder a las necesidades de las personas, utilizando la tecnología y la estrategia creativa para ello y creando así, nuevas oportunidades de negocio, la apertura hacia nuevos mercados, así como ofreciendo un valor añadido a la experiencia del usuario. actualmente se habla mucho de Design Thinking, que es en realidad una metodología creada en la Universidad de Stanford y que se está ganando un lugar como herramienta para fomentar la innovación empresarial en la actualidad.

Hoy vamos a dedicar este espacio para explicar en profundidad qué significa este anglicismo, cómo lo podemos aplicar en nuestro día a día y en la práctica, qué exactamente el Design Thinking.

¿Qué es el Design Thinking?

Este mismo hace referencia a una herramienta o una metodología conjunto de herramientas, que utilizan las empresas y los trabajadores para fomentar la innovación de manera exitosa. La aplicación de esta metodología que como decíamos, fue creada en la Universidad de Stanford, permite que las empresas para mejorar sus resultados, amplíen su cartera de clientes, mejor en la reputación de su marca y consolidan los pasos que van dando a medida que avanzan en su estrategia de negocio. Primero demos un poco de contexto histórico al Design Thinking.

En realidad, es una metodología no tan nueva, ya que surgió en la década de los 70. Sin embargo, se popularizó en el año 2008 gracias a la publicación la Harvard Business Review del profesor Tim Brown.

Tim Brown desempolvó una metodología muy interesante, aplicándola a su sector el de la ingeniería y desde entonces algunas empresas como la consultora ideo, se empezaron a interesar en el utilizo de la técnica con fines lucrativos.

De acuerdo con el profesor Tim Brown design thinking es una disciplina que usa los métodos de los diseñadores y la sensibilidad con la que estas personas trabajan, para poder hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que tecnológicamente se puede hacer y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor añadido para sus clientes y en nuevas oportunidades para los mercados.

Para qué sirve Design Thinking

Gracias al Design Thinking, podemos enfrentarnos a los problemas desde una perspectiva nueva que se enfoca en las necesidades de las personas y trabaja con prototipos diferentes y flexibles capaces de conseguir crear ideas más rápidas y eficientes. Actualmente, el Design Thinking, junto con la creatividad y la innovación, son los pilares básicos de la mayoría de organizaciones en todo el mundo ya que se centra en la resolución de problemas de forma creativa punto ya que se centra en la resolución de problemas de forma creativa.

El Design thinking difiere mucho del método científico ya que empieza establecido un hipótesis para luego, a través de mecanismos de feedback interactivos, forma modelos o teorías. En el método científico, el feedback se obtiene a través de la observación y la evidencia teniendo en cuenta hechos que son medibles. En el caso del design thinking, en cambio, el feedback también considera la parte emocional de los consumidores en cuanto al problema que desea resolver. Otra interesante diferencia entre Design Thinking el método científico, es que el Design Thinking identifica e investiga los aspectos de la situación para tratar de descubrir parámetros y soluciones alternativas que pueden ayudar a alcanzar uno o más objetivos.

 Pasos de la metodología del design thinking.

Como decíamos, el Design Thinking es fácilmente implementable en distintas organizaciones y aunque existen diferentes aproximaciones, en general son estos los pasos que lo ponen en práctica.

1. En primer lugar, a diferencia de las técnicas tradicionales que se valen de investigaciones de mercados o focus groups, en el Design Thinking la fuente de información básica son las personas y que experimentan en relación a un tema concreto por lo tanto, no es suficiente indagar de forma fría sobre un producto o servicio, sino tratar de empatizar con la persona para poder detectar cuáles son sus necesidades, problemas y deseos.

2. En un segundo momento, Design Thinking propone definir el problema determinando cuáles son las áreas de oportunidad y posteriormente especificar cuáles son los desafíos que se debe intentar resolver con la estrategia. Esto nos llevará a buscar una solución innovadora tras habernos puesto en el lugar de las personas para quienes estamos intentando resolver una necesidad.

3. En un tercer paso, el Design Thinking propone ideal posibles soluciones de forma creativa con el aporte de ideas diferentes y perspectivas variables y flexibles para encontrar soluciones nuevas a problemas que quizás ya se hayan planteado anteriormente. Una de las bases del Design Thinking es considerar las ideas incluso aunque éstas puedan parecer, a priori, absurdas o fuera de lugar. La clave en la etapa de idear las soluciones consiste en el fomento a la participación y en reconocer como válidos todos los puntos de vista sin que las personas se sienten intimidadas coma sino todo lo contrario.

4. En un cuarto momento, se trabaja en el prototipo de algunos modelos de diseño que puedan dar respuesta a las necesidades planteadas previamente. Independientemente de si se trata de un servicio como un proceso o un producto lo que se tiene que trabajar, la idea es representarlo con el uso de la tecnología ya sea del tipo avanzada como por ejemplo, utilizando una impresión 3D; como si se trata de algo más rudimentario, como simplemente plastilina o papel y cartón. Lo importante es concretizar la idea en un prototipo físico que pueda dar respuesta a las necesidades planteadas.

5. Finalmente, en la quinta fase, se evalúan y testean cada uno de los prototipos, planteando la solución directamente a las personas y obteniendo una retroalimentación que pueda ayudar a mejorar el prototipo y perfeccionarlo.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10