magnify
formats

Prevenir enfermedades gracias a la actividad física

Publicado en 17 mayo, 2017
Compartir

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ha recopilado un conjunto de recomendaciones indicaciones enfocadas a impulsar la prescripción del ejercicio como método de prevención de hasta 26 patologías de la salud. La actividad física es decisiva para el equilibrio de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Algo que seguramente ya habrás escuchado en el pasado pero que muchas veces no tomamos en cuenta en nuestra vida diaria. Los médicos de familia están intentando impulsar el uso terapéutico de la Actividad Física y el Deporte para poder dar respuesta a una necesidad social muy importante. Hoy definiremos cuáles son los problemas que se podrían dejar en el pasado gracias a la actividad física.

Prevenir enfermedades gracias a la actividad física es posible

Quizás no lo sabías pero el cuarto factor de riesgo de mortalidad global según la Organización Mundial de la Salud es la inactividad física estamos hablando de 3, dos millones de muertes en todo el mundo cada año y de un problema especialmente presente en los jóvenes que no son suficientemente activos. La actividad física es la mejor medicina de prevención para muchísimas enfermedades.

 Cuándo empezamos a hacer actividad física como mínimo, estamos utilizando el deporte como un coadyuvante a la prescripción de fármacos ante muchísimos problemas de salud típicos y qué agrupados representa un alto porcentaje de las enfermedades mortales de nuestros tiempos. En el caso concreto de las enfermedades cardiovasculares se ha demostrado que el ejercicio físico frecuente aporta unos beneficios superiores o similares a la ingesta de algunos fármacos preventivos lo que quiere decir que existe la justificación científica para decir que el deporte previene de problemas del corazón.

¿Cuánta actividad física realizar?

Para dar respuesta a esta importante pregunta, hay que tener en consideración muchos aspectos. Pero, en general, lo ideal es simplemente prestar atención a la edad.

En cuanto a las recomendaciones específicas por cada edad como los niños y adolescentes hasta los 17 años deberían de realizar cada día 60 minutos de actividad física aeróbica de forma moderada incluso vigorosa.

Ya partir de los 18 años y hasta los 65, es decir, durante toda la vida adulta, se deben completar 150 minutos de actividad aeróbica moderada cada semana o 75 de actividad intensa, esto quiere decir que puede bastar con media hora de ejercicio cinco veces por semana. ¿Qué tal empezar con una caminata intensa de media hora cada día?

Para los mayores de 65 años y especialmente aquellos que tienen problemas de movilidad, es importante que al menos tres veces a la semana realicen actividades dedicadas a fortalecer sus músculos y mejorar su equilibrio. En cuanto al tipo de actividad a realizar, existen tantos tipos de deportes individuales, grupales coma de baja intensidad, de intensidad moderada, etc. que tan solo nos queda elegir algo que nos guste y empezar a practicarlo.

 Entre las principales actividades aeróbicas que se pueden realizar en empezar atender una mayor actividad física, podemos recomendar la caminata normal a un paso moderado o rápido, la caminata nórdica o Nordic Walking, correr o trotar cómo ir en bicicleta coma nadar, bailar cómo hacer bicicleta elíptica cómo practicar algunos deportes como el fútbol o el basket o el voleibol, etc. Entre las actividades más intensas, podemos acceder a ellas siempre y cuando estemos preparados para ello. Ir acostumbrando al cuerpo de manera progresiva hacer un esfuerzo mayor cada vez es la clave del éxito para ir mejorando nuestra forma física y aumentando la cantidad de actividad deportiva a hacer. Especialmente en las personas mayores si no se ha realizado actividad física durante mucho tiempo, es importante ir poco a poco para evitar otro tipo de problemas que también son muy comunes como aquellos relacionados con las articulaciones. Es importante también acompañar la actividad física con una buena alimentación e hidratación antes durante y después del ejercicio.

Es importante entender que en un cuerpo bien hidratado, bien alimentado y que realiza frecuente actividad física, será mucho más difícil que aparezca la enfermedad que en uno que no cumple con estos requisitos. Por ese motivo es tan importante cuidar de nuestro cuerpo desde dentro. Esperamos que con este consejo te animes a prevenir enfermedades a través de la actividad física

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10