magnify
formats

Modelos de exámenes para el acceso universitario de mayores de 25

Publicado en 16 octubre, 2016
Compartir

Pueden ser muchas las razones por las que los mayores de 25 años deciden volver a la universidad. Está claro que, después de los 25 años, las responsabilidades son diferentes a aquellas que se tienen cuando se termina el bachillerato. Por este motivo, la metodología online se presenta como una alternativa bastante interesante. Además de la flexibilidad que conlleva estudiar a distancia, los mayores de 25 pueden acceder a diferentes facilidades y beneficios de acceso a la universidad. Por ejemplo, existe un curso de acceso a la universidad para mayores de 25 años que tiene como objetivo ayudar a las personas interesadas a superar con garantías la prueba de acceso a los estudios universitarios.

Tanto para las carreras que ofrecen las universidades públicas como para aquellas privadas, los cursos de acceso a la universidad para mayores de 25 años son una forma de alcanzar un nivel de conocimiento y algunas habilidades para poder superar los exámenes oficiales. Además, es una forma de adquirir unos hábitos de estudio que ayudan a los futuros alumnos a integrarse con éxito en la comunidad universitaria.

Cómo prepararme para los exámenes para mayores de 25

El curso de formación para la universidad en la UOC tiene un plan de estudios estructurado en dos partes. Por un lado, las materias comunes como lengua española, inglés y técnicas de estudio; por otro, las materias específicas que dependen de los estudios a los que se quiera acceder. Es muy interesante resaltar que dentro de las técnicas de estudio, que en este caso es una asignatura adicional, se tiene como objetivo ayudar al alumno a saber aprender, a encontrar la metodología que mejor se adapte a su forma de vida y a sus costumbres y prepararlo para iniciarse en la universidad. Otra herramienta muy interesante para mayores de 25 años interesados en volver a las aulas universitarias, o empezar finalmente la universidad, son los modelos de exámenes.

Para qué sirven los modelos de exámenes

Durante el proceso de preparación de una prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años, será importante repasar aquellos temas que podrían haberse olvidado por el paso del tiempo o que todavía se desconocían. Con una base teórica y algunos ejercicios prácticos, es posible dominar cada una de las partes de las pruebas de acceso. Sin embargo, siempre queda un poco de duda sobre cómo será el examen. Los modelos de exámenes que están a la disposición de todos los estudiantes que desean acceder a la universidad son una excelente herramienta, ya que dan información de valor sobre cómo será el examen y, además, ayudan a los estudiantes a sentirse más confiados y tranquilos al conocer bien a qué tipo de prueba se van a enfrentar.

Descubrir cómo será el examen

Si vemos un modelo de examen de una materia específica, por ejemplo ciencias de la tierra y medioambientales, encontraremos una parte de instrucciones generales y valoración donde se define cómo será la prueba, es decir, de cuántas preguntas constará y de cuántos apartados; la duración del ejercicio, que en este caso podría ser de una hora y media; y la forma de calificación. Por lo general en este ejemplo las cuestiones que se plantean se califican con un punto como máximo para cada una, ya que la calificación máxima total que se puede obtener en la prueba específica es de 10 puntos. En una segunda parte del modelo de examen que estamos poniendo como ejemplo, encontraremos una opción A y una opción B de examen. Aconsejamos al alumno leer atentamente los folios del modelo de examen y decidir qué opción sería la más adecuada. Los modelos de examen sirven como una forma de ejercitarse para el día del examen final. Es importante desarrollar las dos opciones como forma de ejercicio.

Te recordamos que la evaluación que te otorga la universidad convocante, siempre será conforme con los criterios y fórmulas de valoración que se establecen desde la administración educativa. Actualmente, para las pruebas de mayores de 25 años, el candidato deberá obtener un mínimo de cinco puntos en la calificación final para poder superar la prueba de acceso. No se puede hacer promedio si no se obtiene la puntuación mínima de cuatro puntos en ambas fases: fase general y frase específica; lo que nos lleva a pensar que se deben dominar ambas partes de la prueba para poder acceder a la universidad.

Descubrir las debilidades y potencialidades

Un método casi infalible que te recomendamos para poder preparar un examen, es realizar evaluaciones continuas cada vez que toques un tema en concreto. Incluso en aquellos temas con los que te sientes más cómodo y que no te suelen dar problemas, te recomendamos siempre realizar los ejercicios. Muy probablemente los modelos de exámenes de otros años anteriores y otras convocatorias sean la mejor forma de entrenamiento. Debes tener en cuenta que, si bien estos modelos de exámenes se acercan a la realidad de lo que te podría tocar como pregunta en tu evaluación, no debes dar por sentado que serán exactamente las mismas preguntas. Los modelos de exámenes te sirven sobre todo para darte cuenta de qué es exactamente lo que el evaluador está buscando conseguir con esas preguntas: te ayudará a conocer los distintos apartados y a descifrar tus conocimientos de actualidad además de aquellos inherentes a la temática evaluada. También es interesante realizar los modelos de exámenes midiendo el tiempo que tardas en desarrollarlos.

Aprender a gestionar mejor tu tiempo de cara al examen

Como sabes, el tiempo para desarrollar las pruebas de acceso para mayores de 25 años es limitado. Esto quiere decir que tendrás que aprender a organizar tus tiempos para poder dar respuesta a todas las preguntas o a aquellas que sean necesarias para poder aprobar el examen. Muchas veces, cuando dominamos algunos temas más que otros, intentamos esforzarnos por aprovechar nuestros conocimientos y nuestra soltura con nuestros “fuertes” y no nos dedicamos a intentar esforzarnos por desarrollar aquellos temas que dominamos menos. Esto suele ser un error muy común pero que se puede equilibrar con la práctica. Es recomendable que imprimas todos los modelos de examen y que con la ayuda de un cronómetro vayas revisando cuánto te toma hacer cada parte de la evaluación. Si descubres que algunas preguntas te toman más tiempo del que deberían, es justamente allí donde tienes que volcarte para intentar hacerlo más rápido sin reducir la calidad de tus respuestas.

Descubre todos los detalles sobre el acceso a la universidad para mayores de 25 años entrando a este link y mantente en contacto con nuestro blog para estar siempre al día con las novedades del mundo de la universidad online. El futuro te espera.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10