magnify
formats

Mitos de la nutrición deportiva que debes conocer

Publicado en 14 junio, 2017
Compartir

Cuando las personas se empiezan a interesar por la nutrición deportiva, empiezan a surgir muchísimas preguntas. Tanto para los deportistas de élite que ya tienen una vida haciendo deporte, como para aquellos que se animan a empezar ya entrados en la edad adulta coma todos estamos siempre expuestos a muchas falsedades y mitos de la nutrición deportiva. Hoy dedicamos este espacio para explicar cuáles son los principales mitos de la nutrición en el deporte y porque se han hecho tan conocidos a lo largo del tiempo.

5 mitos de la nutrición deportiva

En primer lugar, hay que decir que en nutrición siempre se trata de buscar una receta milagrosa, un suplemento que lo cambie todo, que haga mejor el rendimiento, un nutriente milagroso, etcétera. Sin embargo, lo que realmente necesita el deportista es conocerse mejor, entender qué alimentos funcionan para su propio organismo en cada momento y en cada situación, teniendo en cuenta la presión del ejercicio que debe realizar. Así que es un mito pensar que existe una dieta perfecta porque realmente no es así. Si tenemos que decir que existe una fórmula que suele ser la más recomendada por los especialistas en nutrición deportiva punto dicha fórmula es la llamada 60 20 20 y se recomienda para personas que hacen ejercicio, aunque no se puede pensar en ella como algo absoluto o que puede servir para todas las personas. La fórmula 60 20 20 se refiere a 60% de la comida debe ser carbohidratos, 20% debe ser grasas y 20% debe ser proteínas. Sin embargo, a otras personas puede ser más útil seguir la dieta 40 30 30 u otros porcentajes. Lo interesante es darnos cuenta de que no existe una dieta perfecta general, sino que el experto nutrición deportiva debe individualizar las necesidades de cada persona.

El segundo mito más común en nutrición deportiva se refiere a las proteínas. Normalmente, cuando vamos al gimnasio, escucharemos que es necesario consumir proteínas justo después de hacer ejercicio. Sin embargo esta práctica no es tan recomendada ya que las células del cuerpo tienen mayor capacidad de asimilar nutrientes después del ejercicio, pero se recomienda que se le vaya suplementando al organismo durante todo el día el aporte de proteínas adecuado, de manera controlada y sostenida, no de golpe. También es importante que las personas sepan que existen niveles diferentes de tolerancia hacia las proteínas. Estos niveles de tolerancia vienen determinados por la carga genética de cada persona y por el tipo de ejercicio y la intensidad que practican.

Otro mito muy común es pensar que se debe comer muchos carbohidratos durante los entrenamientos para que los músculos crezcan. El consumo de carbohidratos en realidad no influye en las sesiones de ejercicio que son cortas o de baja intensidad, es decir, menores a 90 minutos. La carga de carbohidratos solo nos es útil cuando las reservas de glucogeno se agotan en el cuerpo.

El cuarto mito más común en nutrición deportiva es pensar que cualquier bebida energética va bien para la práctica del deporte. Existe muchísimas diferencias entre un producto y otro y en general, el agua es el único líquido que necesita la mayoría de personas que hacen ejercicio de forma moderada.

Finalmente, el quinto error o mito de nutrición deportiva es pensar que se puede comer de todo si se hace deporte. A nivel de salud, si se sigue comiendo mal, los problemas puede mantenerse o incluso empeorar sé. Si una persona empieza a hacer mucho deporte pero se mantiene en una dieta poco saludable, seguirá teniendo grandes posibilidades de enfermarse.

Ten en consideración estos cinco mitos y no caigas en el error de creer cualquier información referente a nutrición deportiva. Hacer ejercicio es muy positivo, siempre y cuando este se acompañe de la nutrición y la hidratación adecuada para nuestro organismo. Deja de lado a las dietas milagro, olvida el exceso de consumo de proteínas o carbohidratos y no compres cualquier bebida energética que te ofrezcan. Recuerda que todos estos son mitos y pueden llegar a poner en riesgo tu salud a la larga.

Esperamos que esta información te haya sido de gran utilidad y que la compartas con tus contactos. Asimismo, te invitamos a aprender más sobre temas relacionados con la salud, en nuestro blog. ¡Te esperamos en nuestras próximas publicaciones!

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10