magnify
formats

Los MOOC buscan mejorar su modelo

Publicado en 17 octubre, 2013
Compartir

Las primeras evaluaciones sobre los MOOC, cursos online masivos y gratuitos, coinciden en el potencial de estas plataformas de educación online, pero subrayan varios de los problemas a solucionar. Algunos de ellos los recogía la semana pasada un artículo del Wall Street Journal.

Las universidades participantes en los MOOC han demostrado su capacidad de atraer miles de alumnos. Coursera tiene cinco millones de usuarios, mientras edX tiene 1’3 millones. La mayoría residen de los Estados Unidos, lo cierto es que su origen es mundial. En edX, un 9% provienen de África y un 12% de la India.

A pesar del gran número de inscripciones, los especialistas en formación online debaten en cómo mejorar la experiencia pedagógica. Muchos alumnos se sienten aislados o disgregados en una gran masa, con la que tan solo conectan mediante una pantalla de ordenador. Temen que este aislamiento acabe incrementando el número de abandonos o unos bajos resultados en el aprendizaje. De hecho, más del 90% de las personas que se inscriben en un MOOC, no lo finalizan, aunque muchos llegan a los MOOC con objetivos diferentes a los de una formación presencial. Algunos buscan nuevos contenidos, otros conectar con personas con sus mismos intereses o conseguir una certificación para mejorar su curriculum vitae.

Los profesores de estos cursos online han descubierto tres piezas clave:

  • Video clases magistrales aburridas: como un buen showman el profesor ha de saber comunicar a través de la pantalla, si sus presentaciones exceden de los 15 minutos o se limita a leer o reproducir un texto, el alumno no prestará atención y tan solo avanzará hacia los test.
  • Talla única: no funciona una única propuesta educativa, pues existen variedad de diferencias entre los alumnos, desde la posibilidad al acceso a internet, la propia capacidad del alumno hasta los conocimientos previos o dominio de la lengua vehicular del curso.
  • Interacción: si el alumno se limita a leer las pantallas, acaba desmotivado. Los programas deben obligar a la conversación e intercambio de información, para que el propio alumno sea protagonista de su propio aprendizaje online.

Aquí puedes ver un excelente infográfico del WSJ con los datos de los MOOC.

 
Etiquetas:, ,
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10