magnify
formats

Los costes de distribución de la energía eléctrica

Publicado en 12 febrero, 2014
Compartir

Las grandes empresas eléctricas de España poseen la mayoría de las redes de distribución que hay en el territorio. Estas redes son imprescindibles ya que son los intermediarios entre las centrales eléctricas y las redes de transporte (que pertenecen a Red Eléctrica España) y el consumidor final.

La distribución en España funciona a modo de monopolio. No hay dos redes de distribución diferentes. Las compañías que trabajan en este área no tienen competencia. Por tanto, hacen lo que quieren con los precios. Estas empresas son parte de UNESA, un lobby de las eléctricas que se dedica a desprestigiar a las energías renovables, ya que consideran que son el verdadero problema del sector.

Las energías renovables han avanzado considerablemente en los últimos años en España. Hasta tal punto se puede afirmar esto, podemos comprobar fácilmente cómo un curso de energía solar fotovoltaica o energía eólica en ocasiones se convierte en una salida laboral para muchas personas, que siguen viendo las energías renovables en los rankings de las profesiones en auge.

Basándose en datos de Eurostat, la Comisión Europea ha señalado a España como el país europeo que tuvo unos costes de distribución más elevados en toda la UE el pasado año 2012. Esto ha creado un gran malestar en el interior de las empresas eléctricas, que han dicho que tales afirmaciones son “equivocadas y están lejos de la realidad”. Si nos fijamos en los costes del transporte eléctrico, España se encuentra en una posición intermedia. Sin embargo, si sumamos los costes de distribución y transporte, nuestro país seguiría ocupando el primer puesto, con lo que eso conlleva en los precios de la energía.

A pesar de las afirmaciones anteriores, el presidente de Iberdrola señaló en el Foro Internacional de Davos que el precio de la luz “puede y debe bajar”. Esto parece que sólo puede lograrse si hay intención política y aplicando las siguientes medidas.

  • Ofrecer la retribución de las instalaciones del régimen ordinario de acuerdo con los costes que realmente genera la electricidad, con el beneficio que corresponda, y no de acuerdo al precio del pool.
  • Modificar el método de fijación de los precios eléctricos.
  • Reducción sustancial de los costes de distribución.
  • Crear un plan para aprovechar las instalaciones renovables y regular los precios de retribución.

De acuerdo con estos principios, el precio del kWh disminuiría de forma considerable y las empresas podrían competir mejor en el mercado nacional. ¿Llevarán a cabo estas medidas?

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10