magnify
formats

La vitamina de la energía

Publicado en 14 abril, 2014
Compartir

Para el año 1879, los científicos descubrieron el valor de un pigmento fluorescente de la leche. Este pigmento está formado por la flavina y la ribosa, una combinación de azúcar con 5 carbonos. Su aspecto es el de cristales de color amarillo. El nombre al que da lugar esta asociación es el de la vitamina riboflavina.

Absorción y metabolismo

La absorción de la riboflavina comienza en el intestino delgado. Se produce un proceso de fosforilación, en el que las formas FMN y FAD (que están en los alimentos, menos en la leche) se transforman en riboflavina por el efecto de las pirofosfatasas y las fofatasas. La flora intestinal se ocupa de sintetizar una parte de la vitamina. Además, su absorción aumenta debido al alimento presente en el tracto gastrointestinal.

La vitamina va por el hígado y, a continuación, circula en el plasma asociada ligeramente a la albúmina y a algunas inmunoglobulinas. En el momento en el que la vitamina se halla dentro de la célula, se transforma en formas co-enzimáticas a través de la flavocinasa; esto sucede en el interior del citoplasma en casi todos los tejidos, pero sobre todo en el corazón, riñones, intestino delgado e hígado.

Funciones

Las funciones de la riboflavina son las siguientes:

  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, los aminoácidos y los lípidos mediante las formas coenzimáticas FMN y FAD.
  • También interviene en la energía. Suplementando riboflavina en personas deficiencia de vitamina B y anemia ferropénica, los sujetos responden mejor cuando se les suministra hierro para corregir la anemia.

Requerimientos y toxicidad

Todo nutricionista o personal médico ha de tener en cuenta las características concretas de cada individuo. Si no se tienen los conocimientos adecuados, siempre se puede adquirir formación especializada a través de un curso de dietética y nutrición, enfocado tanto para médicos como dietistas y otros profesionales de la alimentación.

Las necesidades básicas de vitamina B pueden variar según cuál sea el sexo y la edad de la persona. Por su parte, los niños necesitan entre 0,4 y 1,2 mg diarios, una cantidad que va aumentando con los años. Los adultos hombres necesitan 1,8 mg y las mujeres 1,4, menos en la época de embarazo y lactancia, que pueden aumentar hasta 1,9 mg. La media mínima para adultos está en 1,2.

 La riboflavina no es tóxica porque no se almacena. Es hidrosoluble. Cuando la consumimos en exceso, se elimina por medio de la orina o la bilis.

Deficiencias

Las causas de una carencia de riboflavina pueden ser: consumo excesivo de dulces y productos refinados, no guardar el equilibrio en la dieta o un consumo excesivo de alcohol.

En lo que se refiere a los cereales refinados, el pan y la pasta contienen vitaminas en cantidades inferiores a las de sus análogos integrales, por lo que abusar de su consumo puede contribuir a un mayor riesgo de déficit de B2. En cuanto al exceso de dulces, estos aumentan los requerimientos de riboflavina debido a que esta vitamina participa en la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono.

Carecer de vitamina B2 en nuestra dieta puede provocar trastornos oculares: por ejemplo, la fotofobia (que es una molestia ocular producida por la luz), ojos lacrimosos, opacidad de la córnea y ulceraciones. Pero también puede provocar otros problemas: edema en las membranas bucales y faringeas, estomatitis angular, inflamación faríngea, hipertemia, glositis, queratitis, neuropatía, etc.

También se puede asociar la deficiencia de este elemento con el aumento del estrés oxidativo.

Fuentes

Si quieres incluir la riboflavina en tu dieta, en estos alimentos está presente:

  • Hortalizas de hoja verde.
  • Leche y productos lácteos.
  • Carnes magras.
  • Huevos.
  • Pescado.
  • Nueces.
  • Legumbres.
  • Algunos panes y cereales.

Es recomendable no almacenar los alimentos con riboflavina en recipientes de cristal expuestos a la luz, ya que ésta puede destruirla.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10