magnify
formats

La rentabilidad de la formación online

Publicado en 4 diciembre, 2014
Compartir

Formación online

En los últimos años, la formación y la educación en España se han extendido exponencialmente, debido a un factor que otorga facilidad al acceso a éstas, la formación online que cuenta cada vez con más usuarios por las ventajas que ofrece en cuanto a tiempo, coste, flexibilidad entre otras.

Podemos denominar aprendizaje electrónico o e-learning a la educación a distancia completamente virtualizada a través de los nuevos canales electrónicos (las nuevas redes de comunicación, en especial Internet), utilizando para ello herramientas o aplicaciones de hipertexto (correo electrónico, páginas web, foros de discusión, mensajería instantánea, plataformas de formación online, entre otras) como soporte de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Lo más importante en el caso de los estudiantes, es la flexibilidad en cuanto al manejo de sus propios tiempos, la ausencia del requisito de asistencia periódica a clase, la posibilidad de seguir los estudios desde cualquier parte a donde el alumno se vea obligado a trasladarse por distintas razones laborales o personales, en definitiva el alto grado de autonomía de la que goza en el sistema, constituye a la educación a distancia en una opción apropiada para los tiempos que corren, ya que permite compatibilizar las exigencias de capacitación con las limitaciones espacio-temporales que impone la vida diaria.

A este porcentaje de población estudiantil que recurre a la educación a distancia le es de gran ayuda el lograr una carrera y formar parte de la sociedad de profesionales sin tener que descuidar sus puestos laborales y a su familia, puesto que en su mayoría pasan de los 23 años y cuentan con por lo menos una de estas dos. Es un método de aprendizaje que solo se puede realizar con dedicación, decisión y esfuerzo. Ya que depende el 90% del alumno que tanto se entrega y compromete con el estudio.

¿Por qué es importante a educación a distancia?

Lo más importante en el caso de los estudiantes es la flexibilidad en cuanto al manejo de sus propios tiempos, la ausencia del requisito de asistencia periódica a clase, la posibilidad de seguir los estudios desde cualquier parte a donde el alumno se vea obligado a trasladarse por distintas razones laborales o personales, en definitiva, el alto grado de autonomía de la que goza en el sistema, constituye a la educación a distancia en una opción apropiada para los tiempos que corren, ya que permite compatibilizar las exigencias de capacitación con las limitaciones espacio-temporales que impone la vida diaria.

La rentabilidad de la educación y formación.

Diversos estudios afirman que la tasa de rentabilidad de la educación se sitúa en torno al 5%, siendo del 7% si se trata de estudios postobligatorios (exceptuando el ciclo formativo del grado superior y los estudios universitarios de postgrado, que presentan tasas de rentabilidad menores). No obstante, no se puede realizar un análisis económico con datos precisos, ya que el beneficio de un país con un nivel educativo elevado es superior.

De este modo, podemos llegar a la siguiente conclusión: “parte del coste público de la Educación se recupera para el sistema público, especialmente en los niveles postobligatorios, pero la magnitud de estos retornos se ve seriamente afectada por el alto nivel de fracaso escolar (se consideran inversiones fallidas). Este fenómeno viene a representar cerca del 60% del coste público total y reduce la tasa de cobertura (porcentaje del coste total en educación recuperado por el Estado) del 66% a apenas el 7% del total del gasto. De un modo igualmente dañino afecta el fracaso escolar a la propia tasa de rentabilidad de la Educación, reduciendo ésta en un baremo entre el 2% y el 4,5%. Se convierte, así, el fracaso escolar en un fenómeno que refleja un déficit de calidad en el sistema educativo y que lastra tanto la rentabilidad privada como los retornos públicos”:

El abandono temprano de la educación y la formación puede acarrear diversos costes, tanto privados y sociales, como fiscales en la sociedad. Los beneficios de la educación son varios y conocidos y van desde la mejora de la situación laboral futura, mayor participación laboral, mejores salarios e ingresos tributarios más elevados hasta la conformación de individuos bien informados para la toma de decisiones que pueden afectar la salud, la esperanza de vida y el bienestar, entre otros aspectos.

Una solución es que con la formación online podemos acceder a multitud de conocimientos a la alcance de cualquier persona que lo desee, y abrirse en un campo sin límites, más allá de las necesidades y limitaciones de cada persona que decida formarse mediante métodos telemáticos.

Las ventajas de Internet como medio para la formación son varias, y la gran clave del éxito del e-learning es sin duda la infinidad de ventajas que la red ofrece, entre las cuales tenemos:

  • Menores costes, tanto para el alumno como para la persona que ofrece servicios educativos online.
  • Flexibilidad de horarios, cada persona se organiza su tiempo para estudiar en el horario más conveniente.
  • Comunicación Eficaz, existen infinidad de herramientas para que el docente mantenga una relación directa con el alumno y pueda asesorarlo en cualquier momento.
  • No hay limitaciones regionales. Puede realizarse movilidad sin perder el hilo o tener que renunciar al curso, independientemente de donde esté la persona en ese momento
  • Al alcance de todos, tanto para estudiantes como para emprendedores y docentes que deseen iniciarse en este negocio.

Los costes

La formación online o a distancia exime a los estudiantes de incurrir en gastos de transporte en impresiones de trabajos, en la compra de fotocopias y aunque hay trabajos grupales toda la comunicación es virtual.

Los precios suelen ser variopintos, en función de la calidad de la formación ofertada y la utilidad de esta. Normalmente, las plataformas y empresas de formación suelen contar con precios accesibles a cualquier persona o quizás ser algo más altos, debido a que por otra parte los estudiantes se ahorran otros costes asociados.

Homologaciones

Las instituciones educativas a distancia permiten a los estudiantes homologar sus estudios técnicos, tecnológicos y profesionales. La condición es que cuenten con una empresa oficial, que tengan reconocidos sus estudios y además cuenten con certificaciones de calidad y prestigio (asociación a una Universidad, centro de estudios,…).

Necesidad de formarse y reciclarse.

La incultura y la falta de cualificaciones profesionales es uno de los mayores males que puede tener un país y durante años, en España, no se ha invertido tanto en educación como ahora. A la inversión no nos referimos a la de las administraciones públicas, sino a la inversión personal que hacen los jóvenes y adultos en su propia educación, sobre todo ahora que la listas de parados no ha dejado de incrementar en los últimos años, dejando un panorama desolador entre la población más jóvenes y adultos que se ven a su edad sin un trabajo y con la necesidad de reciclarse profesionalmente.

Los datos de inserción laboral son claros, cuanta más formación tiene una persona más opciones tiene de encontrar un trabajo cualificado y menos opciones tienen de quedar apartado de la sociedad. Hay que destacar que aunque es cierto que a mayor formación más opciones de encontrar un empleo, la crisis nos ha hecho cambiar ciertas prioridades y nos ha transformado el sistema educativo.

Lo cierto es que a días de hoy nos hemos concienciado que hay que formarse para poder acceder a este nuevo mercado laboral, más competitivo e internacionalizado, y quién no lo hace o al menos lo intente no tendrá cabida en él. Aunque existe una gran abanico de oferta formativa y en varias modalidades la opción más adecuada para poder acceder de forma rápida y preparada al mundo laboral es la especialización, convertirse en un auténtico especialista en aquella área profesional en la que queremos trabajar y seguir formándose a lo largo de la vida laboral ya que tener una buena formación como saberse adaptar a los nuevos tiempos adquiriendo nuevos contenidos es esencial para poder sobrevivir en un mercado laboral muy competitivo.

Invertir en formación continua

Como ya hemos comentado, poderse adaptar a los cambios es vital para todo profesional y es por eso que invertir en educación continua tiene más sentido que nunca. Solo aquel que se sepa adaptar a los cambios, que progrese y sepa ampliar sus conocimientos en su sector profesional tendrá garantizado un puesto de empleo. Renovar los conocimientos es indispensable para dar respuesta a la demanda laboral, el entorno profesional en el que nos encontremos y mantenernos competitivos.

Los cursos de especialización online es una excelente opción para poder seguir formándonos si nuestra situación laboral o familiar no nos permite formarnos de forma presencial. Si disponemos del tiempo suficiente para poder cursar de forma presencial un curso o titulación, tenemos una gran variedad de opciones dependiendo de qué área profesional nos queremos centrar. Es el caso por ejemplo de los cursos de EducaciOnline, una empresa de formación online que cuenta con cursos de varias ramas y donde podemos asistir a formación online de calidad, y certificada por la Universidad Oberta de Cataluña.

Pero realmente, ¿por qué estudiar online? ¿Cuáles son las razones por las que mucha gente decide seguir estudiando de forma no presencial?

La precariedad laboral, la subida de las tasas, la mayor dificultad para conseguir becas, la necesidad de compaginar trabajo y estudios… muchos son los motivos que están impulsando a los estudiantes a interesarse por la formación online y a distancia. Estudiar online es una tendencia que cada vez tiene más recursos y más estudiantes. Cada estudiante tiene sus propias razones para realizar un curso online, aunque las principales, de acuerdo a la Asociación de Proveedores de eLearning, las podemos resumir en:

Facilita la formación a personas que por razones de actividad laboral, lugar de residencia, edad o cualquier motivo personal no pueden o no quieren acceder a estudios presenciales.

Flexibilidad horaria para organizarse los tiempos de estudio. Los cursos de formación online no entienden de horarios, están abiertos las 24 horas. Esa es una de las principales ventajas que ofrecen frente a la enseñanza presencial. Esta flexibilidad horaria te permite estudiar cuando quieras o tengas tiempo libre, marcar tu propio ritmo de aprendizaje, repartir las horas según tus circunstancias personales y compaginar tus estudios con tu vida laboral y personal.

– Permite compaginar los estudios con otras actividades u obligaciones laborales, sociales o familiares.
Esta sería una de las razones por la que las mujeres eligen este tipo de formación, tal como ya comentábamos en el artículo “Las mujeres son mayoría en la formación online

– Existe una amplia oferta de estudios, temas y cursos. Otra de las claves del éxito de la formación online y a distancia está en que abarca prácticamente todos los niveles educativoss y todas las disciplinas. Esto facilita al alumno la posibilidad de escoger estudios en función de sus conocimientos previos y sus objetivos profesionales

– Facilita al alumno la posibilidad de escoger estudios relacionados con sus intereses e inquietudes reales en función de sus conocimientos previos.

– Permite al alumno decidir donde, cuando y como estudiar, ofreciéndole flexibilidad horaria y facilitando su propia planificación del trabajo.

– Se puede estudiar en centros de gran prestigio sin necesidad de desplazarse físicamente a la sede del centro formativo. Los centros de formación online y a distancia presumen de una actualización constante e inmediata de sus contenidos, algo que la formación presencial no puede ofrecer de la misma forma. Por otro lado, la posibilidad de integrar contenidos de diferentes soportes (textos, imágenes y sonido) enriquece los programas formativos y ofrece muchísimas posibilidades adicionales a la formación tradicional

 

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10