magnify
formats

La prelectura: el primer paso antes de leer

Publicado en 14 octubre, 2017
Compartir

La prelectura es un método de estudio, también conocido como lectura exploratoria. Se trata de una serie de técnicas que componen el método enfocado a crear un mejor contexto, que permita a su vez, aprovechar mejor la información y facilitar la comprensión de lo que se va a leer. Normalmente, es recomendado para personas que suelen tener problemas de atención o que no tienen una fuerte costumbre de lectura.

Técnicas de prelectura

Por tanto, la prelectura es la preparación que lector lleva a cabo antes de leer un texto de forma detallada. Esta es la definición del Centro Virtual Cervantes y ahora te vamos a mostrar cuáles son las técnicas más utilizadas relacionadas con la prelectura.

 

Entre las técnicas más básicas de prelectura encontramos por ejemplo la simple actividad de estudiar un libro antes de comprarlo, entender de qué se trata para así motivarnos antes de empezar a leerlo. A continuación, veremos algunos otros métodos de prelectura que pueden serte útiles. Toma nota de ellos para empezar a aprovechar mejor tu lectura.

Una técnica muy clásica de prelectura es investigar un poco sobre el autor que estamos a punto de leer. Saber por ejemplo qué es lo que nos quiere exponer, cuales son las ideas principales de su obra coma de dónde viene esta persona y qué estilo predomina su escritura, son algunas de las cosas que nos pueden motivar a leer el libro. A veces, el simple hecho de sentirnos más cercanos con la personalidad del autor que estamos por leer, nos ayuda a entender mejor la lectura a continuación coma además de despertar el interés antes de comenzar. En segundo lugar, otra de las técnicas de prelectura es la de escanear izar o analizar el texto. Es decir, mirar cómo está compuesto el libro, pasar las páginas, observa si tiene gráficos, imágenes, etcétera.

Esto es algo que normalmente podemos ver en las librerías. Donde existe muchos espacios para que las personas se sienten a revisar un poco el contenido de los libros que a priori les han interesado. Estos son técnicas de prelectura que claramente funcionan ya que hay que echar un vistazo al índice de cada libro para saber cuándo vamos a llegar a la parte que nos interesa más o menos. Una técnica muy sencilla de prelectura es la de leer el texto de forma oblicua de manera rápida punto lo que nosotros solemos llamar leer en diagonal. Por ejemplo, la primera oración del primer párrafo y luego le da la del segundo y así ir analizando de qué se trata el texto, de qué manera el autor está presentando los hechos, con qué estilo suele tratar el texto, etcétera.

La tercera técnica de prelectura que proponemos es la de leer teniendo en cuenta cuál es el propósito de la lectura. Es decir, saber para que estamos leyendo. Esto nos permite poder generar hipótesis previas al texto que vamos a leer lo que nos habilitará más fácilmente a la comprensión del texto. Lo que se pretende es que la gente antes de abrir el libro, ya conozca lo que se va a encontrar, al menos de forma superflua y este conocimiento sea la base de la motivación para leerlo, como una manera de enganchar mentalmente a la persona antes de leer . esto no quiere decir que no exista el factor sorpresa, ya que en realidad siempre vamos a tenerlo y la prelectura no busca hacer “spoilers”

La prelectura puede ser muy útil cuando se tiene que estudiar un texto ya que nos permitirá de forma previa a la lectura, establecer una estructura de autoevaluación cuando terminemos de leer el libro. No existe una técnica específica para valorar la comprensión de un texto, pero realizar anotaciones en fichas sobre los libros que leemos puede ser algo muy beneficioso, como también hacer un pequeño resumen de lo que hemos comprendido cuando terminemos cada capítulo. Lo importante no es tanto memorizar, sino tener una forma de recordar en orden, con un método que sea accesible y que nos permita recuperar más adelante la información.

Para concentrarnos mejor cuando estamos leyendo, también existen algunas técnicas de prelectura como por ejemplo enumerar el texto, aumentar los días dedicados a la lectura cómo controlar la voz interior que es aquella que repite las palabras cuando estamos leyendo y realizar ejercicios de post lectura enfocados en revisar cuánto hemos comprendido el texto y de qué forma lo podremos recordar en el futuro.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10