magnify
formats

La polémica de la carne

Publicado en 13 noviembre, 2015
Compartir

La polémica de la carne ha salpicado portadas y medios de comunicación desde que a comienzos de mes de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayase la relación de esta con el cáncer colorretal. Según el estudio difundido por la Agencia Internacional de Investigacion sobre el Cáncer (IARC), la carne procesada o charcutería es cancerígena para los humanos, mientras que la carne roja probablemente lo es. El análisis procede de un análisis realizado por 22 expertos de 10 países, convocados por el Programa de Monografías de la IARC, el cuál consideró que existe evidencia suficiente de que el consumo de carne procesada causa cáncer colorrectal, pero también de páncreas y de próstata. En este artículo vamos a aclararte las dudas más significativas acerca de esta polémica de la carne:

  1. En primer lugar, la carne roja se trata de aquella procedente del músculo de los mamíferos: vaca, cerdo, cordero, caballo y cabra, entre otros. La carne procesada se refiere a toda aquella que haya sido transformada mediante procesos que intensifiquen el sabor o mejoren su conservación, como el curado, la fermentación o el salado. Algunos ejemplos conocidos de este tipo de carne son la carne en conserva, el jamón o las salchichas.
  2. Algunas de las sustancias procedentes de los químicos que se forman durante el procesado o cocinado de este tipo de carnes son sospechosas o cancerígenas con certeza, pero no se sabe todavía por completo cómo el riesgo de padecer cáncer aumenta al tomar carne roja o procesada.
  3. A pesar de que la carne procesada ha sido incluida en el mismo grupo de riesgo que el tabaco, esto no equivale a que su consumo implique los mismos riesgos que fumar. Las clasificaciones de la IARC describen la solidez de la evidencia científica sobre si un agente causa cáncer, más que establecer su nivel de riesgo.
  4. De hecho, según las últimas estimaciones se producen en torno a 34.000 muertes por cáncer al año en el mundo atribuibles a dietas con alto contenido en carne procesada. En cuanto a la carne roja, que aún no se ha probado que sea causa de cáncer, esta organización considera que podría ser responsable de unas 50.000 muertes al año a nivel mundial. Desde luego, las estadísticas contrastan con el millón anual de muertes por cáncer que produce el tabaco, las 600.000 por consumo de alcohol y las más de 200.000 producidas por la contaminación.
  5. No debes ni tienes porqué dejar de comer carne, ya que este alimento también implica beneficios para la salud. La OMS recomienda limitar la ingesta de carne roja y procesada a un máximo de dos veces por semana. Apuesta por una dieta rica y equilibrada que contenga todos los nutrientes acorde a la pirámide nutricional. Puedes apostar por realizar un curso de nutrición y averiguar todos los beneficios de una alimentación saludable.
 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10