magnify
formats

Elegir entre ser freelance o autónomo

Publicado en 10 septiembre, 2017
Compartir

Es posible que durante este verano te hayas planteado la idea de convertirse en freelance o autónomo. A veces, aprovechamos las vacaciones de verano como el contexto perfecto para dar rienda suelta a nuestra imaginación y espíritu emprendedor y empezar a dar forma a nuestras ideas de nuevos proyectos. Contar con algo más de tiempo libre durante las vacaciones no implica necesariamente querer desconectar ya que para muchos, es el tiempo perfecto para empezar a materializar nuestros deseos de trabajar de forma independiente. Muchas personas deciden empezar a escribir un nuevo capítulo de su destino laboral justamente en esta época y por ese motivo, queremos ayudarte a decidir si te conviene ser freelance o autónomo y por qué. Si eres un emprendedor y te gusta trabajar por cuenta propia, te invitamos a seguir leyendo.

Ser freelance o autónomo

Es normal que cuando tienes que plantearte arrancar una idea o proyecto de negocio propio, te llenas de dudas en cuanto como proceder de forma adecuada y sin tener problemas con la normativa que regula el trabajo por cuenta propia. Apostar por ser tu propio jefe o tener una actividad complementaria o paralela un trabajo dependiente estable es bastante complicado. Es necesario saber cuál es la naturaleza de la actividad, para poder eliminar la confusión sobre los conceptos y las obligaciones a las que queda sujeto el trabajador que decide desarrollar su actividad de forma independiente.

Vayamos al grano, freelance es un término que se ha convertido en algo muy habitual en nuestros días dentro del lenguaje empresarial. En el universo, muchos intentan diferenciarlo del concepto de autónomo, que en nuestra realidad española es más claro y convencional.

En pocas palabras, ser freelance es desarrollar una actividad por cuenta propia como medio de vida. Aunque esta figura no está recogida en nuestra legislación, es un sinónimo de trabajador independiente aunque suele atribuirse al hecho de realizar trabajos de forma esporádica y por cuenta propia punto por lo tanto el freelance es la persona que realiza trabajos de forma independiente y no es remunerado por terceros mediante un contrato laboral, sino que simplemente emite facturas por sus servicios.

Esto podría ser, por ejemplo un fotógrafo de bodas, un periodista independiente, un redactor de contenidos o un asesor de marketing online para empresas, etcétera. En pocas palabras, el freelance no siempre tiene que ser autónomo ya que aunque ambos términos se refieren al hecho de trabajar por cuenta propia, el freelance puede asociarse trabajos de una determinada naturaleza normalmente relacionados con la tecnología o que se desenvuelven en el universo online como por ejemplo el diseño gráfico, el blogging o el marketing.

Elegir pasar de freelance a autónomo

En España existe la posibilidad de trabajar por cuenta propia sin tener que ser autónomo. Ésta sería la figura especifica del freelance. Así, no estarías obligado a cotizar a través del sistema específico del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Por tanto, es conveniente quedarse como freelance y es que se trata de un trabajo esporádico del que no depende la vida sino que solamente supone una base de ingresos extraordinarios. Esto se puede hacer siempre y cuando no exista una habitualidad en el desarrollo de la actividad y no se superan los ingresos en el SMI.

De acuerdo con nuestra ley, de forma ineludible cualquier persona que trabaje por cuenta propia y desarrolla una actividad económica que le genere ingresos, debe inscribirse sí o sí en el registro de Hacienda a través del modelo 36 o 37, incluso aunque no te des de alta como autónomo. Un trabajador freelance debe convertirse en autónomo cuando la actividad eventual se convierte en habitual, o lo que es lo mismo, se repite en el tiempo y/o Cuando sus ingresos mensuales superan el salario mínimo interprofesional.

Incluso aunque tú actividad no genera ingresos y solo pierdes dinero, la ley sigue obligándote a darte de alta como autónomo y cotizar si la actividad se trata de algo habitual. Esto es importante saberlo ya que si llega una inspección y de qué te dedicas a una actividad por cuenta propia de forma habitual, incluso aunque tengas perdidas, te obligarán a darte de alta desde el momento en el que ellos estimen que deberías de haberlo hecho, con carácter retroactivo, lo que implica un desembolso importante para ti. Si tienes dudas, te recomendamos acudir a la Agencia Tributaria, donde podrás obtener la información de primera mano o revisar por internet las condiciones para tu situación particular.

 

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10