magnify
formats

El origen de las buenas ideas

Publicado en 22 enero, 2013
Compartir

A menudo la gente cree que las ideas tienen un origen individual, pero la historia se nos revela totalmente diferente. En una conferencia, el autor de best sellers sobre ciencia, tecnología y experiencia personal, Steven Johnson nos descubre las redes liquidas, que se iniciaron en los cafés londinenses  y que actualmente circulan por la red. El video a continuación, donde presenta su libro “Where good ideas come from”, nos resume el origen de las buenas ideas, una teoría muy recomendable para los que nos dedicamos a la educación online.

Conexiones

Las ideas no se crean del aire, se originan en las conexiones que tenemos con nuestro entorno, nuestro equipo, nuestra experiencia personal. Fred Stratton (CEO de Briggs & Stratton) explica que los genios tienen la capacidad de ver la conexión entre dos o más ideas, una habilidad que permite abrir el potencial de creación. Las redes sociales permiten más intercambio y encuentros que los antiguos cafés ingleses, de modo que se consolidan como puentes virtuales, que permiten agrupar ideas, aprender de los otros y generar nuevas ideas. En nuestro curso de marketing en internet, insistimos a los alumnos en la importancia de las redes sociales no solo como via de venta, sino también como via de innovación. Facebook, Linkedin, Twitter, Google + deberian enseñarse en todo curso de gestión de PYME, e incluso, en un curso de calidad. Para mejorar, hay que escuchar atentamente a nuestros clientes, y las redes sociales son el agora empresarial.

La formación de nuevas ideas

Las ideas no nacen de una chispa del pensamiento. Charles Darwin llenó libretas y libretas con notas antes de poder vivir un momento Eureka y ordenar su teoría de la evolución de las especies.

Las ideas se incuban conectando con los otros, relacionando otras ideas, desarrollando las partes de las nuevas ideas y uniéndolas con otras para producir una nueva idea.

Preguntar qué se puede hacer y abrir el proceso de innovación a otros son otra manera de crear ideas. Así nació el GPS. Guier y Weiffenbach consiguieron determinar la posición del satélite Spútnik a través de seguir su señal acústica. Más tarde, se plantearon conocer la localización de un objeto en la tierra a través de la localización del satélite. Años más tarde, Ronald Regan decidió abrir la plataforma y dar acceso a más investigaciones. Un sistema abierto permite que más personas contribuyan a mejorar y crear nuevas ideas, que a la larga acaban convirtiéndose en innovaciones.

Fuente: Big Dog, Little Dog

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10