magnify
formats

El nuevo profesor digital debe diversificar sus aptitudes

Publicado en 28 noviembre, 2013
Compartir

En la actualidad la formación online no para de crecer, predominan los contenidos digitales e internet y las nuevas tecnologías son parte de nuestra vida, así que era inevitable el surgimiento de la figura del profesor digital.

¿Cuáles son los principales retos de la educación online y en qué medida afectan a la labor de los profesores? A estas y otras preguntas contestó el experto Josep Grifoll, representante de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña. Lo hizo en el foro EFQUEL, organizado por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en Barcelona.

A su juicio, en el nuevo marco educativo seguirán produciéndose muchos cambios y éstos inevitablemente alcanzarán a los docentes, que desde ahora requieren diversificar sus aptitudes.

Sobre los estándares de calidad en educación no presencial aseguró que existen a nivel europeo, aunque demasiado generales, sin profundizar en aspectos más especializados. Opina que hay buenas iniciativas y organismos trabajando en metodologías más específicas para el aprendizaje virtual, pero aún en fase de desarrollo.

Grifoll considera que la formación online triunfa gracias a su amplia oferta educativa y su flexibilidad, pero que al mismo tiempo se ve obligada a competir con la formación tradicional, lo que muchas veces supone un freno para su desarrollo definitivo.

Para mejorar la calidad de la formación por internet, aconseja buscar una mayor interacción alumnos-profesores.

“Desde la óptica del profesor, todavía hay mucho por hacer. El cambio sustancial tiene lugar en la gestión de la enseñanza, no tanto en la gestión del aprendizaje”, aseguró Grifoll. Tiene sentido, ya que los estudiantes cuentan con nuevas herramientas pero su forma de aprender no se altera demasiado, más allá de aulas, campus y bibliotecas virtuales en lugar de presenciales.

A la pregunta de qué aptitudes deberían tener los nuevos profesores, respondió que deben adaptarse a la tecnología, tanto en términos de hardware como de software. Y todo ello organizando el conocimiento y promoviendo el debate entre sus alumnos.

“Quizás no se ha de concentrar todo en una sola figura y puede haber un equipo con perfiles que se adapten a esta complejidad de una nueva forma de enseñar y aprender”, añadió.

El experto observa que los profesores jóvenes están dispuestos a invertir en formación porque están seguros de los beneficios que puede aportarles en el futuro, pero no ocurre lo mismo con los veteranos, más reacios a adaptarse a los cambios tecnológicos.

“La tecnología hay que hacerla muy fácil para todo el mundo, para quienes son hábiles y para quienes lo son poco”, concluyó.

 
Etiquetas:,
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10