magnify
formats

El fraude en la contabilidad de las empresas

Publicado en 28 mayo, 2014
Compartir

La mayoria de delitos económicos se cometen a través de sociedades.  Las cuentas de las compañias esconden un sinfín de irregularidades que pueden desenbocar en la estafa a los socios hasta el despido de los trabajadores por una falsa situación de insolvencia.

Uno de los mayores escándalos contables de la historia fue el de Enron en el 2001. El fraude consistió en mantener enormes cantidades de deuda fuera del balance. La empresa quebró, cientos de empleados perdieron su trabajo y miles de personas perdieron los ahorros de toda su vida.

Para descubrir las alteraciones en la contabilidad de una empresa, los auditores inician sus investigaciones en las cuentas anuales básicas: el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias y la memoria. Se puede acudir al registro mercantil o de la propiedad, consultar los ficheros de morosidad e incluso comprobar en la Dirección General de Tráfico datos sobre vehículos a nombre de la empresa.

Las prácticas más burdas son aquellas que presentan balances falsos, donde no eisten realente ni los bienes ni los derechos que recojen, ni las deudas con terceros.

Los socios, según el articulo 93d. de la Ley de Sociedades de Capital, tienen reconocido el derecho de información. En cuanto a los empleados, según el artículo 64 del Estatuto de los Trabajadores, los empresarios tienen obligación de proporcionar a los representantes de los trabajadores la misma información contable a la que tengan acceso los socios.

La detección de una contabilidad fraudulenta pasa por comprobar unos puntos muy concretos que pueden alertar sobre posibles fraudes. Una regla para localizarlos es partir de la denominada sistemática ABCDEF diseñada por Pedro Juez en su libro Operaciones fraudulentas a través de sociedades, una obra de obligada lectura para nuestros alumnos del curso de contabilidad.

La evolución de la contabilidad debe ser lógica a lo largo del tiempo y sin falsedades tanto respecto a quien realmente administra y/o tiene la responsabilidad patrimonial.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10