magnify
formats

Deficiencia de magnesio en la alimentación. Síntomas y diagnosis.

Publicado en 17 junio, 2017
Compartir

La deficiencia de magnesio puede ser difícil de diagnosticar ya que no suele aparecer en los exámenes de sangre pues solo un pequeño porcentaje del magnesio de nuestro cuerpo se almacena en la sangre. Este problema hace que sea muy difícil saber si estamos obteniendo la suficiente cantidad de magnesio. La mayor parte de los médicos y laboratorios no incluyen el estatus de este mineral en sus análisis de sangre rutinarios de forma que es muy difícil que los pacientes sepan que tienen una deficiencia a pesar de que los estudios muestran que la mayor parte de personas del mundo occidental presentan este problema.

El magnesio es uno de los minerales más necesarios para la estabilidad eléctrica de las células de nuestro cuerpo tendrá una deficiencia de magnesio puede ser el responsable de la gran mayoría de las enfermedades y es mucho más importante que otros nutrientes. De hecho, todas las enfermedades que se conoce en la actualidad se asocia siempre con una deficiencia de magnesio. El problema con el que nos encontramos es que millones de personas sufren necesariamente o tienen los síntomas tratados con otros medicamentos que no ayudan a solucionar el problema de la deficiencia de magnesio y que podrían curarse fácilmente con suplementos de este mineral.

Después del oxígeno el agua y nuestros alimentos básicos, el magnesio puede ser el elemento más importante para nuestro cuerpo.

Síntomas de deficiencia de magnesio

Los primeros síntomas puede ser la tensión muscular, dolores de espalda, de cuello o espasmos y calambres. Los dolores de cabeza tensionales y la disfunción de la articulación de la mandíbula también pueden ser síntomas de deficiencia de magnesio. La sensación de opresión en el pecho también se relaciona con una falta de este elemento así como la constipación, los calambres menstruales como la dificultad para tragar, el nudo en la garganta, la fotofobia y las enfermedades de los ojos.

Los ataques de pánico, la ansiedad, la agorafobia y la irritabilidad premenstrual también se suelen relacionar con este problema ya que el sistema nervioso central se ve notablemente afectado cuando el cuerpo es deficiente de magnesio. Algunos problemas del sistema nervioso periférico como el entumecimiento, las sensaciones vibratorias, el hormigueo y otras sensaciones extrañas como los silbidos pueden ser causados por la falta de magnesio. En cuanto al sistema cardiovascular, podemos hablar de palpitaciones, presión arterial alta o arritmias cardíacas entre otros problemas. Muchos de estos síntomas se presentan juntos y en general, existe un signo de la falta de magnesio que es la constante sensación de tensión presente en las personas carentes de este mineral.

Un deseo de sal o ansia por el chocolate y la intolerancia a los carbohidratos así como la sensibilidad en los senos en las mujeres son otros de los síntomas asociados a la deficiencia de magnesio.

El cambio en la dieta diaria es una de las principales razones por las cuales la deficiencia de magnesio es tan común en nuestros días. Incluso los niños, que suelen ser más hiperactivos de lo normal y presentan algunos problemas específicos, no estamos teniendo el magnesio que sus cuerpos necesitan. Para poder obtener magnesio, es posible mejorar nuestra alimentación incluyendo en nuestra dieta diaria algunos de los alimentos más ricos en este mineral. Las hojas verdes por su clorofila asegura la presencia del magnesio, pero también influyen otros factores como el terreno en el que son cultivados.

Asimismo, existen varios alimentos que tienen una buena dosis de magnesio como por ejemplo el salvado de arroz integral, las algas agar secas, la cebolleta, las hojas de cilantro, la semilla de calabaza, el cacao en polvo, las semillas de lino, las semillas de comino las nueces los aguacates, el girasol, las acelgas como las espinacas como los frijoles, el sésamo como las almendras, etc. También es posible obtener el Magnesio través de complementos alimenticios por ejemplo tomando un vaso de agua con media cucharadita de cloruro de magnesio media hora antes de desayunar o antes de ir a la cama coma lo que nos aleja de la preocupación de la escasez de magnesio sea cual sea nuestra dieta diaria.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10