magnify
formats

Consejos para estudiar en verano

Publicado en 10 julio, 2017
Compartir

Estudiar en verano puede ser uno de los más importantes retos para cualquier estudiante. El calor, el cansancio, las ganas de salir y aprovechar el buen tiempo, son los principales enemigos del estudio en esta época del año. Estudiar en verano puede ser difícil ya que todos estos factores te impedirán concentrarte coma pero eso no quita que tengas que aprobar exámenes o que avanzar con algunas asignaturas y por tanto, hemos pensado ayudarte dándote algunos consejos básicos y tips para que puedas estudiar mejor a pesar del calor.

Cómo estudiar en verano y aprobar

Asociamos, normalmente, el verano con momentos de ocio, playa, tiempo con amigos y familiares, diversión y mucho tiempo libre. Sin embargo, las personas que están en la universidad pueden vivir el verano como cualquier otro momento del año, en el cual, tienen que estudiar para sus exámenes. Esta dificultad evita que los estudiantes se concentren y respeten sus rutinas de estudio para poder seguir adelante con las asignaturas. Por este motivo, el estudiante debe aprender a encontrar un equilibrio entre sus obligaciones y el disfrute de la época del año en vacaciones de verano. Por suerte, existen algunos trucos para que te puedas concentrar coma como por ejemplo:

Priorizar la rutina de sueño.

El verano, las personas suelen acostarse más tarde y levantarse también un poco más tarde. Es importante comprender que si hay que estudiar, resulta contraproducente guiarnos por parámetros de otras personas que no se ajustan a nuestras responsabilidades y horarios de estudio. Es mejor, configurar el despertador para que suene siempre la misma hora de lunes a viernes y dejar el fin de semana con un poco más de margen, de forma que se generará una rutina de sueño que podamos respetar. Esta rutina debe respetar también las 8 horas diarias de descanso, para que tu mente siempre esté activa y puedas estudiar sin ningún problema.

Cuidar el cuerpo con la alimentación.

Mantener una buena nutrición e hidratación del cuerpo humano será una de las mejores formas de rendir intelectualmente. Como ya sabemos, la mente puede trabajar mejor, si el organismo se encuentra bien alimentado. Para ello, en los meses de verano, es muy importante tomar mucha agua y comer liviano. Aumentar la cantidad de agua para estar hidratado, evitar bebidas gaseosas que tengan excesivos contenidos de azúcar, llevar siempre a mano una botella de agua para beber mientras estudias e ingerir alimentos que sean más livianos de lo normal, como por ejemplo, frutas, verduras, cereales y carnes blancas. Este consejo va de la mano con evitar algunos alimentos que sean demasiado pesados, por ejemplo, una barbacoa a las dos de la tarde copiosa, significa también el no poder estudiar durante todo el resto del día.

Organizar con tiempo las actividades de verano.

Es fundamental tener una tabla de horarios que organizan los horarios de estudio coma fuera de las clases a las que tengamos que asistir si es que existe la necesidad de hacerlo. Tener una total libertad de horarios para estudiar, no es siempre la mejor forma de llevar una organización y puede afectar a los tiempos en cuanto estés desprevenido. Por ello, recomendamos tener una tabla de horarios especifica que permita balancear el ocio y el estudio , donde puedas relajarte pero también cumplir con tus responsabilidades. Un excelente método para generar una tabla de horarios es utilizar una hoja de cálculo de Excel, donde puedas priorizar la mañana y la noche como momentos perfectos para estudiar, ya que el calor suele ser menos intenso en estos momentos.

De la mano con este consejo te recomendamos especificar tus actividades en el horario. Esto quiere decir que, si tienes que salir de la ciudad en algún momento del verano, cuentes con ello con la mayor antelación posible y también, intenta liberar momentos dentro de tu semana en casa, para que puedas tener espacio de ocio y momentos de estudio intenso. Lo interesantes que puedas disfrutar de unas merecidas vacaciones, aunque sea en pequeñas dosis de entretenimiento y que puedas entrar el resto de todos tus esfuerzos en la semana coma pero de manera muy específica y prevista en tu esquema de actividades de verano.

Pide apoyo a tu círculo más cercano.

Contar con personas que te apoyen es fundamental. Te recomendamos que avises a tus padres y amigos más cercanos de la importancia a tus estudios y de tus horarios, para que nadie te tiente de salir de tu horario de estudio. Comparte con tu círculo más cercano tus horarios de estudio para que así no tengas problemas a la hora de organizar tus actividades de ocio con ellos. Concientizar a tu entorno quiere decir que estas personas que están muy en contacto contigo intentando llamarte en determinado horario coma porque comprenden que existen buenas razones por las cuales no debe molestarte a ciertas horas del día. En cuanto a tus amigos, intenta mantener el contacto con ellos para estudiar en grupo, si es que este método funciona bien contigo . si tienes una pareja, intenta respetar momentos de intimidad de calidad, y hacer comprender a esta persona sobre la importancia de tus estudios, también en este periodo del año.

 Utiliza música para estudiar.

Algunas personas son incapaces de estudiar en un entorno donde exista sonido de ambiente, pero para muchos estudiantes esto es un estímulo perfecto que le ayuda encontrar motivación. Te recomendamos probar con canciones instrumentales, conciertos para orquestas, música clásica o sonidos de la naturaleza. Existen muchas listas de reproducción en Youtube y Spotify, que te pueden servir para concentrarte mejor. Otro truco que a veces funciona es aplicar las notas de clase o conceptos específicos que debes aprender a las canciones que vas escuchando, de forma que la mente lo recuerde más fácilmente. Muchos estudiantes que tienen que aprender fórmula suelen utilizar este tipo de método. Cambiar el ambiente de estudio. Aprovechar el verano para estudiar es una excelente idea ya que no tendrás que encerrarte en una habitación abrigado para poder concentrarte, sino que puedes cambiar de ambiente y aprovechar este cambio para concentrarte más en tus objetivos personales. Puedes encontrar parques dónde estudiar al aire libre, ir a la orilla de un lago, aprovechar la terraza de tu edificio o pasar un rato en la piscina leyendo.

 
Etiquetas:
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10