magnify
formats

Consejos para aplicar en tu primer empleo

Publicado en 7 enero, 2017
Compartir

El primer empleo es un gran desafío para cualquier persona. Los jóvenes profesionales intentan empezar con buen pie la vida laboral, de forma que ese primer trabajo constituye la base de un sólido futuro profesional. Por eso, en nuestro blog, te queremos dar algunas recomendaciones y consejos que podrían ser útiles para tu primer empleo. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Cuando no tienes experiencia laboral previa, enfrentar el primer empleo se convierte en todo un reto personal, que te puede afectar tanto a nivel emocional como intelectual. Antes de empezar a trabajar, te recomendamos hacer una breve reflexión que te ayude a sentirte más seguro de ti mismo.

Debes entender que, quizás, si eres demasiado exigente contigo mismo, conseguirás estresarte más de la cuenta y eso, a la larga, te impedirá dar lo mejor de ti. Por el contrario, si te dejas llevar por la inercia y no buscas dar a la empresa empleadora tu máximo, te estarás cerrando muchas puertas. Obviamente, para llegar a ese equilibrio, necesitarás de algún tiempo.

Nuestra recomendación es que no te dejes llevar demasiado por tus propios pensamientos negativos. Intenta siempre buscar los aspectos positivos de la experiencia, desde los más pequeños hasta los más grandes, ya que así podrás aprender mucho más. No te ofusques si te equivocas en algo, porque todos hemos pasado por esa situación.

Sé proactivo

Pregunta a tus compañeros tus dudas y toma notas de todo aquello que vas aprendiendo. Tu proactividad será tu mejor arma en este primer periodo de trabajo, ya que te ayudará a recordar todas las enseñanzas y, además, hará que te vean como un profesional dedicado al que le interesa aprender.

Elige con quién relacionarte

Además de ser proactivo, nuestro segundo consejo es que elijas bien con quién relacionarte en la empresa. Si bien será difícil que tengas una relación estrecha con altos cargos cuando estés llevando a cabo tu primer empleo, intenta acercarte a aquellas personas de las que puedas aprender más. Si esto no es posible por alguna razón, no te preocupes, recuerda que de todas las personas es posible aprender algo y trata de aprovechar al máximo el tiempo de trabajo para detectar la información de valor para tu carrera profesional.

Sumérgete en el sector

Aunque se trate de tu primer empleo, aprovecha el tiempo para sumergirte en el sector. Esto lo puedes hacer de muchas formas:

  • Suscribiéndote a alguna revista sectorial, para recibir información de todas las novedades en innovaciones.
  • También puedes revisar el calendario de eventos de tu ámbito profesional y evaluar a qué encuentros podrías asistir.
  • Otra forma de sumergirte en el sector de tu primer empleo es aprovechar para crear relaciones sociales con tus compañeros con más experiencia y entablar amistades con ellos. Tener una red de contactos en tu sector profesional es muy positivo porque, además de aprender, te permitirá involucrarte más naturalmente en el ambiente de trabajo y será un soporte de ayuda para ir ganando terreno y logrando tus metas con más facilidad.

Independientemente de tu opción vocacional, es importante que te mantengas al tanto de la actualidad, leas las noticias, revises continuamente los blogs de los expertos de tu ámbito y te mantengas informado sobre todo lo que acontece a tu alrededor.

Sé puntual

Causar una buena impresión es importante en tu primer empleo. Procura ser puntual y adaptarte a las normas y costumbres de la empresa en la que trabajes. Aunque pueda parecer algo obvio, la puntualidad es muy importante, ya que refleja el grado de respeto que tienes hacia los demás y es una muestra de tu compromiso para con tu trabajo, tu carrera y la empresa que te ha contratado. En el caso de que tu primer empleo sea independiente o autónomo, sé puntual con tus entregas y no te comprometas con objetivos que no podrás cumplir.

La puntualidad, así como las buenas maneras y la fortaleza de tus promesas, son aspectos que refuerzan tu marca personal. Como sabes, ir consolidando una buena reputación en el trabajo es muy positivo y te ayudará a forjar un buen futuro de crecimiento. No está de más aconsejarte que cuides tu imagen en las redes sociales; para ello, prueba a tomarte un tiempo para crear listas de contactos, de forma que puedas gestionar mejor tu privacidad.

Muéstrate resolutivo

Durante el periodo inicial de tu carrera profesional te encontrarás con algunos obstáculos y situaciones problemáticas que, posiblemente, no sepas muy bien cómo solventar. Intenta siempre ofrecer soluciones y no agrandar el problema. Piensa que los mejores líderes de las organizaciones son personas que piensan por sí mismas y que agradecen que los empleados sean resolutivos.

Intenta encontrar espacios en los cuales ofrecer tus soluciones pueda ser mejor aceptado como, por ejemplo, las reuniones semanales o algunos encuentros casuales con tus superiores. Las iniciativas propias para ayudar al crecimiento de la empresa en la que trabajas serán bien recibidas y te ayudarán a ganar la confianza y consideración del resto del equipo.

Demuestra decisión

Es positivo que demuestres confianza desde el principio de tu carrera profesional. No tengas miedo a tomar riesgos, ya que está bien equivocarte de vez en cuando. Considera que, siendo un principiante o una persona con poco tiempo de experiencia en el sector, no esperarán excesivos resultados de ti y, por tanto, tienes cierto margen de error. Por ello, es preferible que tomes algunos riesgos y aprendas de tus errores.

Tener confianza no debe confundirse con un exceso de libertad. Si te encargan alguna tarea pero tienes demasiadas dudas sobre cómo resolverla, es preferible que intentes buscar la solución apoyándote en un mentor o en tus superiores. Si se trata de algo sencillo, que posiblemente puedas solucionar investigando por otros medios, hazlo de esa forma; pero no te sientas mal si debes preguntar a los demás para poder concluir alguna función.

Crea tus propios hábitos de trabajo

Es muy recomendable que desde el principio prestes atención a la calidad de tu trabajo. Para ello, lo mejor es que encuentres —o al menos intentes encontrar— una rutina de trabajo diaria con la que te sientas cómodo. Averigua cómo son las rutinas de trabajo de tus compañeros y tómalas como punto de partida, luego las podrás ir adaptando a tu estilo propio.

Encuentra el equilibrio

Como dice el autor John C. Maxwell: “los verdaderos líderes están lo suficientemente cerca como para relacionarse con los demás, pero lo suficientemente lejos para motivarlos”. No intentes liderar desde el primer momento. Aprende primero y busca ir creciendo poco a poco, manteniendo siempre una actitud humilde y donde prime el deseo por descubrir cosas nuevas cada día.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10