magnify
formats

¿Cómo debe ser el botiquín del verano?

Publicado en 8 agosto, 2017
Compartir

Vayas donde vayas, es importante tener cierta seguridad y para ello nada mejor que un botiquín básico para poder sobrevivir al verano. Si todavía no has hecho la maleta o te queda poco para hacerla, no olvides llevar tu botiquín que puede salvarte de más de un aprieto a ti ya toda tu familia. Sin embargo, el botiquín de verano no siempre es el mismo Ocón tiene los mismos elementos que el botiquín normal que tenemos siempre en casa a la mano o en la oficina. A continuación, te explicamos que debe contener el botiquín de verano y cómo debes prepararlo, teniendo en cuenta las altas temperaturas y los posibles males que se suelen presentar en esta época del año.

El botiquín del verano y sus elementos

A la hora de preparar tu botiquín vacacional, debes tener en cuenta varios factores. En primer lugar, cuál es el lugar al que vas a ir de vacaciones ya que no es lo mismo estar en España o en Europa, donde es más fácil el acceso a la farmacia a un centro sanitario que si tienes que ir a África o algún país de Sudamérica, donde posiblemente exista una realidad diferente y te sea más complicado acceder a un hospital. Teniendo en cuenta está vacía de sentido común, hay que añadir que algunos países a los que viajemos, es importante considerar el antiséptico como el básico del botiquín del verano, algún medicamento para frenar la diarrea, que suele ser bastante común en el verano fuera del país, medicamentos para combatir los vómitos, paracetamol, ibuprofeno y algún antihistamínico para casos de alergias. También es importante considerar ir vacunados, planteando nos con tiempo la visita a nuestro centro de salud para que nos indiquen, según donde vayamos, qué tipo de vacuna nos tenemos que aplicar.

Los básicos de cualquier botiquín de verano

Los elementos básicos del botiquín, fuera de lo ya mencionado, deben ser los siguientes. Es muy importante llevar instrumental como tijeras, pinzas o limas, para posibles problemas de piel, manos o pies, especialmente si es que vamos al campo, la montaña oa la playa.

También es muy importante llevar:

– protectores solares, especialmente de factor de protección alto para la cara y el cuerpo y repelentes de insectos en formatos de loción, principalmente para poder tener a salvo a nuestros niños y ancianos.

– También es importante que en nuestro botiquín llevemos algo de amoniaco o loción de amoniaco para las picaduras de mosquito o para las medusas, especialmente si es que vamos a ir a la playa.

– También hay que considerar alguna solución desinfectante, una pomada antihistamínica gasas y apósitos.

– Otro de los infaltables de nuestro botiquín de verano de vencer las ampollas de suero fisiológico y alguna bolsa de gel de aplicación en frío si es que se presenta algún golpe o alguna contusión que venga acompañada de una inflamación.

– Recordar la importancia de aplicar povidona yodada o alguna solución de clorhexidina cuando debamos desinfectar heridas.

– Y no olvidar nunca el termómetro, el suero oral, las vendas y el esparadrapo.

– Si viajamos con niños, a todo esto hay que sumar el antipirético.

Tener especial cuidado con el sol

Hay que considerar que los medicamentos se conservan bien cuando no se superan los 28 grados en ningún caso, pero cuando se superan hay que ser cuidadosos y tratar de tenerlos en algún lugar fresco. No hay que dejarlos nunca en el coche o en zonas donde se sabe que la temperatura puede llegar a subir por encima de los 28 grados. Concluída la misión de la creación de nuestro botiquín de verano, te invitamos a estar siempre preparado, llevarlo contigo y sobre todo, mantener la calma si es que se presenta alguna situación extrema o algún accidente durante las vacaciones. Ahora sí, a disfrutar del verano.

¡Hasta la próxima!

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10