magnify
formats

Cómo colocar al paciente en la mesa de quirófano

Publicado en 25 mayo, 2017
Compartir

Existen algunas actividades dentro de la labor diaria de los enfermeros, en las que poco nos paramos a pensar pero que sin embargo, pueden ser vitales en un momento delicado cómo podría ser el de una intervención quirúrgica. Uno de los detalles en los que poco nos paramos a pensar es en cómo se coloca al paciente en la mesa de quirófano antes de que tenga que ser operado.

Hoy te descubrimos cómo colocar al paciente en la mesa de quirófano y te explicamos algunos detalles para que sepas cómo actuar en esta situación. Obviamente, aunque la experiencia y los años de trabajo son el mejor maestro en estos casos, es muy importante tener en cuenta este tipo de información especialmente cuando se está empezando a trabajar en un hospital. En ciertas profesiones, tener cuidado especial algunos detalles y preguntarnos ciertas cosas que quizás escapan de la atención de cualquiera, puede hacer una gran diferencia no solo para quien ejecuta la acción ya que está poniendo en riesgo su carrera si falla, sino también para los pacientes y para todos los familiares de ellos coma para quiénes es muy importante que todo salga bien.

Cómo colocar al paciente en la mesa de quirófano: Consideraciones previas

Además, en este caso concreto cómo colocar correctamente a un paciente en la mesa del quirófano es una actividad bastante delicada e importante porque los errores en este aspecto pueden tener posteriores consecuencias preocupantes para el enfermo. Hay muchos factores que se tienen que tener en cuenta a la hora de colocar a un paciente en una mesa de quirófano como por ejemplo la edad, la estatura, su peso, su estado cardiopulmonar y también el historial de enfermedades anteriores y presentes que haya tenido. También a nivel técnico hay que tener cierta información previa al momento de colocar al paciente en la mesa del quirófano como por ejemplo hay que saber bien cuál es la mecánica de la mesa de operaciones y tener preparados todos los sistemas de protección para evitar cualquier problema con el paciente.

Consideramos que, normalmente, los pacientes llegan a la mesa de quirófano previamente anestesiados y por tanto hay que tener en cuenta que los pacientes que están bajo el efecto de la anestesia de moverse con especial cuidado para evitar que su sistema circulatorio sufra una descompensación. Además, hay que ser muy cuidadoso y vigilante con las sondas y catéteres que se le puedan haber aplicado al paciente. Otro detalle muy importante a la hora de colocar correctamente a un paciente en la mesa del quirófano es proteger su cabeza en todo momento y darle sostén durante todo el movimiento si es que se encuentra anestesiado. Por lo tanto, como podemos imaginar, el papel de los enfermeros en este momento específico es muy importante para el cuidado del paciente. Luego, hay que tener en cuenta que tipo de intervención quirúrgica se le debe aplicar al paciente y según ello elegir cuál es la posición quirúrgica en la que se colocará al paciente en la mesa del quirófano.

Existen principalmente dos posiciones, una es la posición supina y la otra es la posición dorsal. La posición más utilizada es la del paciente sobre su espalda con los brazos asegurados a la mesa del quirófano, las piernas rectas y paralelas y alineadas con la columna vertebral y su espalda.

En la posición decúbito supino los cuidados que el enfermero debe dar al paciente son los siguientes:

Se deben colocar almohadillas bajo la cabeza del paciente y la zona lumbar. En el caso en el cual la intervención se alargue en el tiempo, hay que hacer cambios posturales de la cabeza. También hay que proteger los talones de la presión que ejerce sobre la mesa con almohadillas para prevenir el pie equino y hacer un vendaje compresivo ascendente para mejorar el retorno de la sangre. Si existe a obesidad, embarazo o tumores abdominales, hay que tener cuidado con la compresión de la vena cava inferior y siempre se debe mantener el cuerpo perfectamente alineado con las piernas nunca cruzadas para evitar así riesgos de compresiones.

Estos son solo algunos de los cuidados que se deben tener al momento de colocar al enfermo en la mesa del quirófano. Si estás interesado en la formación relacionada con la salud, te invitamos a conocer los detalles de nuestra oferta formativa a distancia.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10