magnify
formats

Cómo actuar frente a una hemorragia de un paciente

Publicado en 8 febrero, 2017
Compartir

Actuar frente a una hemorragia no siempre es tarea fácil. Como parte del curso de auxiliar de enfermería obtendrás las competencias y habilidades técnicas que te ayudarán a realizar tu función en el entorno socio-sanitario.

Uno de los momentos más complejos con los que un auxiliar de enfermería se puede encontrar es con una hemorragia. Para pararla, el técnico debe llevar a cabo varias actividades. Hoy desarrollamos al detalle todo el procedimiento para que, si te topas con esta situación, sepas muy bien qué hacer.

Cómo actuar frente a una hemorragia

Antes de empezar a detallar qué se debe hacer frente a una hemorragia, es importante saber qué es una hemorragia. La hemorragia es la salida de sangre desde el aparato circulatorio, lo que provoca una ruptura en los vasos sanguíneos, ya sean venas, arterias o capilares. Esto puede desencadenar una pérdida de sangre, ya sea interna, externa o exteriorizada. Según el tipo de vaso sanguíneo que se haya roto, puede tratarse de un tipo de hemorragia capilar (sangre en poca cantidad), venosa (sangre de color rojo oscuro con salida continua) o  arterial (sangre de color rojo brillante con salida intermitente), pero según la causa, pueden haber muchas más.

Independientemente del tipo de hemorragia al que nos enfrentemos, es muy importante saber que se necesita actuar de inmediato, porque la pérdida de sangre puede ser muy peligrosa. La gravedad de las hemorragias derivan de muchos factores, como la edad del paciente o los medicamentos que toma. Pero los más importantes son la velocidad en la que se pierde sangre y el volumen de la sangre que se pierde. Por todo ello, la labor del auxiliar de enfermería resulta de gran ayuda, especialmente en los casos de las hemorragias externas.

Hemorragias internas: qué hacer

En las hemorragias internas, hay que acostar al paciente y elevar sus extremidades inferiores para prevenir desmayos, y trasladarlo a un centro asistencial lo más rápido posible. No hay que administrar líquidos ni alimentos a la persona y hay que cubrirla para evitar que su cuerpo se enfríe.

Es difícil saber exactamente si la persona está teniendo una hemorragia interna, pero si los síntomas coinciden, esto es lo que se puede hacer de forma inmediata mientras se busca el medio para llevarla a un hospital.

Hemorragias externas: qué hacer

Con las hemorragias externas, la persona que asiste inmediatamente al enfermo tiene un papel más importante de primeros auxilios. En primer lugar, el auxiliar debe protegerse de contagios de posibles enfermedades y lavarse tras la intervención, prestando especial atención de no dejar restos de sangre del paciente en el propio cuerpo.

– El paciente debe estar en posición horizontal y abrigado. No debe tomar nada, ni siquiera agua o alimentos.

– La primera medida a tomar con respecto a la hemorragia es realizar medidas de compresión. Es decir, ejercer presión directa en la herida sobre el vaso principal con apósitos estériles o una tela limpia.

– En segundo lugar, hay que elevar el miembro afectado por encima del nivel del corazón.  Si se sospecha que hay fracturas en la zona de la hemorragia, no se elevará el miembro.

– En pocas palabras, el objetivo principal es que la hemorragia debe quedar contenida. Si, aún así, la hemorragia es demasiado grande y no cesa, hay que hacer una compresión arterial.

– Si no cesa la hemorragia y no se puede organizar un rápido traslado al hospital, conviene hacer un torniquete. Para ello, se presiona fuertemente con los dedos contra la arteria que es responsable de la hemorragia. El torniquete se debe aplicar en un nivel entre la herida y el corazón y sin cuerdas u otros materiales que puedan cortar. El torniquete es el último recurso y no se debe hacer a no ser que se crea que se puede producir una infección general.

– Ante todo, se debe siempre intentar agilizar el traslado al centro médico, avisando al centro de coordinación de emergencias para que ellos puedan organizar el dispositivo de ayuda al paciente con la mayor rapidez posible.

Si te ha interesado este post, te invitamos a seguir nuestro blog corporativo, donde encontrarás muchas noticias sobre salud. Además, te recomendamos conocer nuestra oferta formativa.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on LinkedIn
© Copyright Educacionline - Todos los derechos reservados - Tel.: 902 10 14 10